Llevando un mensaje de vida a todo el mundo

Santander 3565, B1754,
Villa Luzuriaga, Buenos Aires

Bienvenidos!!!

¡Muy bienvenido al sitio oficial del Ministerio Compartiendo la Vida de Buenos Aires, Argentina! Nos unimos al mandato del Señor, para extender la predicación del evangelio a todo el mundo, motivando a cada persona a creer, crecer y sumarse a los millones que ya dijeron SI a Dios. Es nuestro deseo que Ud, pueda tener […]

Leer más
Alternative text

Bendecidos para bendecir!

Promesas de Dios a las personas de Dios. Abraham. Gn 12:2 “Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición” Multiplicación-bendición-adoración y bendición a los que están a mi lado. Cuando Dios lo llamó, Abram se trasladó por fe de Ur a Harán y finalmente a Canaán. […]

Leer más
Alternative text

¿Como vivir un Evangelio de Poder?

¿Cómo vivir un Evangelio de Poder? ¿En que consiste un evangelio de poder? Viviendo un evangelio de Milagros, Conocimiento y que arrastre a Multitudes. Traducc.Leng.Actual. Rom 10:8  Más bien, la Biblia dice: «El mensaje de Dios está cerca de ti; está en tu boca y en tu corazón.» Y ese mismo mensaje es el que […]

Leer más
Alternative text

¿Como enseñar a nuestros niños?

¿Como enseñar a nuestros niños?  En el libro del Deuteronomio cap. 6 dice: “Estos, pues, son los mandamientos, los estatutos y los decretos que el Señor vuestro Dios me ha mandado que os enseñe, para que los cumpláis en la tierra que vais a poseer, 2 para que temas al Señor tu Dios, guardando todos sus estatutos y […]

Leer más
Alternative text

PARA MI EL VIVIR ES CRISTO

El razonamiento del Ap. Pablo se encuentra en lo correcto, destacando lo mas importante de la vida humana. A la vida solamente se le encuentra sentido, si recibes a Jesús como tu Señor y Salvador, entonces serás salvo, teniendo vida eterna. En Juan 3:16 dice:”Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado […]

Leer más
Alternative text

¿Como vivir un Evangelio de Poder?

Septiembre 17, 2016

¿Cómo vivir un Evangelio de Poder?

¿En que consiste un evangelio de poder? Viviendo un evangelio de Milagros, Conocimiento y que arrastre a Multitudes.

Traducc.Leng.Actual. Rom 10:8  Más bien, la Biblia dice: «El mensaje de Dios está cerca de ti; está en tu boca y en tu corazón.» Y ese mismo mensaje es el que les traemos: que debemos confiar en Dios. 9  Pues si ustedes reconocen con su propia boca que Jesús es el Señor, y si creen de corazón que Dios lo resucitó, entonces se librarán del castigo que merecen. 10  Pues si creemos de todo corazón, seremos aceptados por Dios; y si con nuestra boca reconocemos que Jesús es el Señor, Dios nos salvará. 11  La Biblia dice: «Dios no deja en vergüenza a los que confían en él.»

“Vivir un evangelio de poder”, suena muy bien. Si pregunto hora, ¿Cuántos de los que están aquí quieren vivir en el poder del evangelio?”; tal vez no lo diga con tu boca, pero sí, en tu corazón gritarías un fuerte “Amén”. ¡Y eso es lo que quiero, que nuestros “amén”, salgan de lo más profundo de nuestro corazón para con Dios!

Vamos a hacer una prueba: Tiene valor Decir amén a Dios y a su Palabra desde tu corazón, ya que él mismo te dice: “Dame hijo mío, tu corazón”. Quizás preguntes: “¿qué quiere decir con esto, pastor?”

Yo te pregunto: ¿Quieres vivir en el poder del evangelio?

Emocionalmente me dirás “amén”.

Si yo te pregunto: ¿Crees que debes vivir en el poder del evangelio? Racionalmente me dirás que sí.

Pero si yo te pregunto: ¿Estás dispuesto, desde hoy, a vivir en el poder del evangelio?

Para responder esta pregunta, tus emociones no son suficientes; tu razonamiento puede confundirse…

¿Cómo puedes responder está pregunta? ¡Con tu voluntad! No es cuestión de sentirlo solamente, no es cuestión de pensarlo… ¡es cuestión de decidir!

Si no puedes responder desde tu corazón, simplemente no puedes hacerlo, o no sientes hacerlo, o no piensas hacerlo.

Pero si respondes desde tu corazón que estás dispuesto, desde hoy, a vivir en el poder del evangelio… ¡creo que estás comenzando tu consagración! ¡Creo que estás rindiendo tu voluntad para hacer la voluntad de Dios! ¡Creo que estás diciendo, “Toma, oh Dios mi voluntad, y hazla tuya nada más. Toma, sí, mi corazón, por tu trono lo tendrás”!

El mensaje del evangelio es que Cristo murió en mi lugar y resucitó de entre los muertos, asegurando así mi resurrección futura. Ese mensaje cambió a hombres como Pablo, y unos 1,500 años después cambió a Lutero. Lutero había vivido la mayor parte de su vida atormentado por la imposibilidad de satisfacer la justicia perfecta y absoluta de un Dios Santo. La historia cuenta que Lutero supo pasar hasta tres horas en un confesionario, describiendo sus pecados a su superior, luego pararse de ese confesionario y volver a los pocos segundos y decirle “padre, me quedó todavía un pecado sin confesar”. Lutero vivió bajo la tortura continua de sentirse acusado por el dedo de Dios en contra de su conciencia, que él consideraba altamente pecaminosa. Por eso cuando en una ocasión alguien le preguntó: ¿Lutero, amas tú a Dios? Su respuesta fue: “¿amar a Dios? A veces yo le odio”. Y la única razón era que Lutero no podía encontrar paz para su alma al pensar en el pecado del hombre y la justicia perfecta de Dios.

Cuando Lutero llegó a entender el valor del evangelio, esto es lo que él dice: “Finalmente, meditando día y noche por la misericordia de Dios yo…comencé a entender que la justicia de Dios es aquella a través de la cual el justo vive como un regalo de Dios por fe…con esto yo me sentí como si hubiese nacido de nuevo por completo y que hubiese entrado al paraíso mismo a través de las puertas que habían sido abiertas ampliamente”.

En un solo día, a través del entendimiento de un solo pasaje de la Biblia, la vida de Lutero cambió profundamente. Lutero fue cambiado y el mundo fue cambiado por Lutero; y fue este mensaje del evangelio lo que cambió al mundo.

El corazón pecaminoso es limpiado por medio del evangelio. Ese es el poder del evangelio.

La voluntad del hombre caído quedó esclavizada y atada al pecado, pero por medio del evangelio, ese hombre recobra su libertad, de manera tal que ya no tiene que seguir obedeciendo los dictámenes de Satanás. Ese hombre libre puede ahora seguir a Dios, ser formado a Su imagen y disfrutar de los beneficios de una relación con Dios. El evangelio garantiza mi libertad para siempre, de manera que el evangelio no solo me promete libertad, sino que me la garantiza. Y por tanto el evangelio es capaz de darme esperanza. Ese es el poder del evangelio.

El evangelio me libera de la pena de pecado en el pasado, del poder del pecado en el presente y de la presencia de pecado en el futuro. Ese es el poder del evangelio.

El evangelio muestra que Dios estaba airado contra el pecador, pero me recuerda que Cristo removió esa ira.

El evangelio, me enseña que el culpable nunca quedará impune, pero me recuerda que Cristo me declaró inocente.

El evangelio me enseña que el pecado siempre será juzgado, pero me recuerda que Cristo fue a juicio por mí.

El evangelio me demuestra que el pecador es digno de muerte, pero me recuerda que Cristo murió por mí.

Finalmente; el evangelio, me muestra que la muerte es un enemigo poderoso, pero me recuerda que la tumba no pudo retener a Cristo quien murió en mi lugar. Ese es el evangelio… el poder del evangelio. Por tanto, no nos avergoncemos de él. Rom 1:16  Porque no me avergüenzo del evangelio,  porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree;  al judío primeramente,  y también al griego.